Mediación y Resolución de Conflictos

¿Qué entendemos por conflicto?

Los conflictos han existido siempre y no se trata de tener que evitarlos, si no de aprender a convivir con ellos sin que tengan una connotación negativa en nuestras vidas. Si nos fijamos, lo que definimos en el conflicto muchas veces son las consecuencias de un conflicto mal resuelto pero no el conflicto en sí mismo.

 

¿Cómo los afrontamos?

En muchas ocasiones para poder hacer frente a una situación conflictiva, tenemos que intentar comprender los elementos que conforman el conflicto, así como elaborar herramientas, habilidades y estrategias para poder abordarlos.

 

Desde la Asociación Matiz creemos que los procesos de resolución de conflictos tienen un carácter preventivo, y por eso trabajamos para dar una formación práctica y vivencial tanto de los elementos implicados como de las estrategias y herramientas que podemos poner en marcha para convertir una situación conflictiva en una palanca de transformación y de cambio facilitando una oportunidad de aprender y progresar. Pensamos que estas habilidades pueden adquirirse y entrenarse y que al hacerlo estamos rompiendo el ciclo del conflicto y contribuyendo a crear cultura de paz.

La mediación es una respuesta constructiva para la resolución de conflictos, utiliza el potencial de las personas, promueve la solidaridad y la prevención de futuros conflictos. Facilita la posibilidad de cambiar el concepto negativo del conflicto por el de oportunidad de cambio y desarrollo.

La Mediación en el ámbito educativo y escolar busca mejorar la convivencia y conlleva una serie de valores y procedimientos que educan en la cultura de la Paz y consolida formas de actuación y gestión de los conflictos dentro de los centros, profundamente participativas y democráticas. 

La Asociación Matiz implementa sus Programas de Mediación desde un enfoque global y transformador haciendo partícipes a toda la comunidad educativa, fortaleciendo y mejorando el clima de convivencia apoyándose en la gestión positiva de conflictos, la comunicación eficaz y la educación emocional, fomenta las habilidades de las personas participantes haciéndoles protagonistas de sus propios resultados.

Para ello ayuda a fortalecer los planes de convivencia de los centros adaptándose a las necesidades específicas de cada uno, realizando un análisis del centro, puesta en marcha y acompañamiento inicial de los programas de mediación escolar personalizado.